La menor que murió por Dengue en El Hospital Civil “Bernardo Peña” no Fue su responsabilidad, pues esta Ya llegó desahuciada

Print Friendly, PDF & Email

Mucho ha dejado que hablar la muerte de una menor de nueve años en este municipio, de san Andrés Tuxtla, a consecuencia del Dengue, y donde se dice que fue bajo la responsabilidad del Hospital Civil “Dr. Bernardo Peña” de esta Ciudad, sin embargo se sabe que la menor se enfermó de alta temperatura el pasado jueves 12 de septiembre del presente año, estando así cinco días en su domicilio particular de Lauchapan perteneciente a este municipio de san Andrés Tuxtla, y el día lunes 16 sus familiares la trajeron a esta cabecera con un médico particular que atiende en los consultorios de las farmacias similares, mismo que le recetó antibióticos y solicitando a los familiares unos   análisis Clínicos recomendando que fuera en ayunas.

Y Fue así que los familiares al día siguiente la llevaron a que le hicieran los estudios tal y como lo ordeno el médico y estando ya en el laboratorio clínico,  al tomar la muestra sanguínea, el químico la menor se desmayó y cayó al piso revirando los ojos y poniéndose morado todo su cuerpo, siendo que en ese momento fue el propio químico ayudo al familiar a subirla a un taxi para que lo llevaran al Hospital Civil, siendo el mismo químico quien realizo la llamada al director del Hospita explicando el caso de la menor, para que la atendieran de manera urgente, y al llegar a dicho nosocomio los familiares  explicaron que la menor ya estaba más muerta que viva.

En ese momento se reunieron todos los médicos, desde el director, pediatra, anestesiólogo, etc., para descartar dicha enfermedad y el motivo de como egresaba  la paciente. Así es que la culpa de la muerte de la menor no fue del Hospital Civil “Bernardo Peña” por falta de atención médica, ni por falta de médicos, ni de medicamentos, no obstante de inmediato estos mandaron pedir plaqueta la Ciudad de Coatzacoalcos para canalizarle a la menor  de la cual ya nada se pudo hacer pues Desgraciadamente a la menor ya no le latía su corazón y su cuerpo ya no racionaba y ya por la noche a esta se le vació la sangre por la nariz y recto, dejando de existir.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario